La Hoya

Un rincón para el descanso, el encuentro, o simplemente desconectar de todo lo que le rodea. La Vera de La Hoya situada en San Miguel de Abona es el lugar perfecto para pasar unos días, en plena naturaleza sureña, donde puedes deleitarte con el placer del silencio y del descanso.
En el término municipal de San Miguel de Abona se encuentra La Hoya, pequeño caserío, que fue el primer asentamiento en la zona tras la conquista de la Isla, y que además fue antiguamente poblado por los aborígenes.
Este caserío actualmente se encuentra prácticamente deshabitado, donde las casas rurales tradicionales se alternan con los bancales para el cultivo, cubiertos de tosca.
Estos son lugares de relajación para aquellos que quieren redescubrir el mundo agrícola y alejarse del estrés de la agitada vida moderna.
Pasee por las estrechas calles de piedra para recargar las baterías. A lo largo del paseo descubrirá el antiguo horno de azulejos, utilizado para cocinar los típicos azulejos curvos utilizados para construir los edificios de la zona. Estos edificios, en mampostería de piedra y barro, tienen una estructura que los une: una base rectangular dividida en dos partes separadas por un patio.