Pinus canariensis

Pinus Canariensis, el Pino canario o Pino de Canarias es una conífera endémica de las Islas Canarias. El pino canario se considera, según una ley del Gobierno de Canarias, el símbolo natural de la isla de La Palma.

El árbol adulto puede llegar a medir más de 40 m de altura y 2,5 m de diámetro su tronco, aunque lo normal es que tenga entre 15 y 25 m de altura y un diámetro de 1 m
En los primeros años de su vida muestra un crecimiento muy rápido, con ramas horizontales con abundantes ramas secundarias erectas (del año), con las cuales la aparición del árbol es piramidal, durante el cese de su crecimiento de altura, su forma se convierte en forma de paraguas
La corteza es de color pardo claro, siendo casi lisa en los ejemplares jóvenes, pero a medida que envejecen se engrosa rápidamente y se resquebraja, adoptando un color rojo parduzco. En los ejemplares más viejos, el ritidoma, muy engrosado e irregular, forma placas lisas con la apariencia de espejuelos, de un color gris ceniciento.