Lagarto gigante de las Islas Canarias

La fauna de las Islas Canarias presenta una diversidad compleja debido a dos determinantes, insularidad y clima.
Esta región es volcánica y es particularmente rica en una microfauna de especies y subespecies endémicas.
El lagarto de Gran Canaria (Gallotia stehlini) es un lacértido endémico de la Isla de Gran Canaria.​ Es el mayor de los lagartos de Canarias, alcanzando hasta los 80 cm de longitud, por lo que también se le conoce como lagarto Gigante de Gran Canaria.
Hasta los años setenta los lagartos de la isla de Gran Canaria eran considerados una subespecie de Gallotia simonyi por su parecido morfológico. Posteriormente varios trabajos revelaron que existían suficientes diferencias esqueléticas y ectomorfológicas para ser consideradas especies bien diferenciadas, teoría que fue finalmente demostrada gracias a las técnicas de secuenciación.
Es un reptil de cuerpo robusto, de coloración pardo grisácea a rojiza oscura que a lo largo del dorso presenta bandas transversales claras de borde oscuro. La parte superior de la cabeza y la parte anterior del cuerpo son más oscuras, a veces negruzcas.
Es un animal omnívoro, aunque su alimentación tiene una base vegetal de hojas y semillas. La proporción de plantas en su dieta aumenta con su talla, mientras que sus presas animales, en su mayoría artrópodos, son poco comunes.