Santa Cruz de La Palma

En el este de la isla de La Palma, Santa Cruz su capital es una ciudad histórica de largo acervo. Fundada el 3 de mayo de 1493 por el adelantado Alonso Fernández de Lugo, fue puerto importante en la ruta entre Europa y las colonias en América.
Santa Cruz de La Palma es una hermosa ciudad de aire colonial que en su centro histórico, declarado Conjunto Histórico Artístico, conserva numerosos palacios, edificios coloniales y casas con arquitectura tradicional canaria.
Una ciudad pequeña pero bonita con un sabor marino. Caminar por sus calles será una experiencia real, tanto de día como de noche. Un lugar agradable lleno de historia.
El siglo XVI fue su época de mayor esplendor al convertirse en tercer puerto de Europa después de Amberes y Sevilla. Conjunto histórico-artístico, la ciudad posee templos con abundante arte religioso flamenco y una singular serie de balcones de madera labrada que miran hacia el mar.
La ciudad conserva una gran herencia arquitectónica, con fincas de estilo colonial entre calles empedradas. Esta tranquila ciudad tiene atracciones culturales como el Museo Histórico Insular, con una notable colección de arte y pintura, así como los teatros Chico y Circo di Marte.