Playa Francesa

Una playa de arena blanca en la isla de La Graciosa, la perla natural de la pequeña Graciosa.
En sus escasos 30 kilómetros cuadrados, conserva una costa llena de calas y playas salvajes, entre las que destaca la playa de La Francesa. Con una fina arena blanca que contrasta con el azul turquesa del mar, tiene la forma de una herradura orientada al sur, por lo que el mar casi siempre está en calma. Y en el sur de La Graciosa, se pueden admirar unas vistas impresionantes del estrecho y del gigantesco muro de piedra natural del acantilado de Famara con vistas a la costa noreste de Lanzarote.
La Francesa es una playa prístina a dos kilómetros de Caleta de Sebo, la capital de la isla de La Graciosa.
Después de caminar menos de una hora por un camino que corre a lo largo de la costa, puede acceder a esta playa salvaje.
Dividida en dos por un área rocosa con marea alta, la bahía se llena de agua y forma una verdadera laguna de aguas plácidas. La playa de La Francesa también cuenta con una zona de atraque para embarcaciones, que le permite pasar el día en bote anclado en una isla aislada en el mundo.

 

Deja un comentario