César Manrique y su legado

César Manrique (1919-1992) nació en Arrecife, Lanzarote, una isla donde su carrera artística dejó marcas indelebles.
Pintor, escultor, arquitecto y artista multidisciplinar, estudió en Madrid, en la Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid (donde vivió entre 1945 y 1964), y luego de varios años de exhibir en todo el mundo, vive en los años 60 en Nueva York, la meca del arte en ese momento. A menudo organizaba exposiciones de sus pinturas tanto en España como en el extranjero.
En Nueva York, donde vivió y exhibió sus obras, en tres ocasiones, en la galería Catherine Viviano. El contacto directo con el expresionismo abstracto estadounidense, el arte pop, las nuevas esculturas y el arte cinético le permitieron tener una cultura visual fundamental para su posterior viaje creativo. A mediados de los años sesenta, coincidiendo con su traslado a Lanzarote, César Manrique, es entonces cuando comienza su proyecto más personal y ambicioso: utiliza la isla como un lienzo sobre el cual moldear las ideas artísticas y defender los valores ambientales. El amor que sentía por su tierra y su abrumadora personalidad hicieron el resto. En 1978 fue galardonado con el Premio Mundial de Ecología y Turismo.
Fue un conjunto de acciones e intervenciones que destacaron el valor del paisaje y las bellezas naturales de la isla, una isla formada por un artista. Así, creó una nueva ideología estética, que definió el arte, la naturaleza, en la que integró varias manifestaciones artísticas, reflejadas en sus obras de paisaje, que aún representan un ejemplo singular del arte público en España: Jameos del Agua, Mirador del Río, Jardín de Cactus, Timanfaya, y muchos otros. Son principalmente intervenciones vinculadas a la industria del turismo, a lo que Manrique donó una función económica y social sin precedentes en la cultura española.

“Para mí, era el lugar más bello de la tierra. Y me di cuenta de que, si ellos eran capaces de verlo a través de mis ojos, entonces pensarían igual que yo”

Firmado por César Manrique