Mirador de Abrante

Mirador con suelo de cristal en La Gomera 
A simple vista, el de Abrante parece un mirador corriente. Sin embargo, en lo alto del risco del norte de La Gomera en que se ubica, los visitantes no se asoman al precipicio, sino que ‘flotan’ sobre él. Del extremo del mirador sale un voladizo de siete metros de largo y suelo de cristal, que mantiene al que tenga el coraje de caminar sobre él como suspendido en el aire, contemplando un paisaje rural típico de las Islas Canarias.
El proyecto fue diseñado por el arquitecto canario José Luis Bermejo y se inauguró en enero de 2013. El mirador se encuentra ubicado sobre el acantilado de Abrante, a 620 metros del nivel del mar.
El mirador tiene una pasarela de vidrio de siete metros sobre el vacío donde te olvidas del vértigo luego del segundo paso. El suelo y las paredes de cristal nos dejan tener vistas hacia todos lados. La verdad que es una muy buena idea quizás inspirada en el mirador de cristal de la Willis Tower en Chicago aunque unos 200 metros mas alto.

Visita obligada en Agulo con vistas a Tenerife.
Cuatrocientos metros más abajo, y en ausencia de nubes, se ve el pequeño valle de Agulo, con sus racimos de casas y terrazas agrícolas, encajonado entre riscos casi verticales y abierto al océano Atlántico. A lo lejos, se divisa Tenerife. Este edificio, de interesante diseño elogiado internacionalmente, merece incluirse en una ruta en coche por el norte de la isla.